Eugene_Guillaume_-_the_Gracchi

Convulsión en Roma; los Graco y su proyecto de reforma social.

Anteriormente vimos como se desarrollo el que posiblemente sea uno de los conflictos sociales que más han influido en el nacimiento y consolidación de Roma. No creamos que con las leyes promulgadas hasta la segunda mitad del siglo III a.C. se soluciona el problema de base, y es que debajo de este conflicto entre gentes de la élite económica subyace el conflicto entre aquellos que conforman las capas mas humildes y los anteriores citados. Durante la expansión romana por el mediterráneo los grandes beneficios económicos, en forma de tierras, fueron repartidos con bastante desigualdad creando enormes brechas sociales. A pesar de ello el crecimiento seguía satisfaciendo de forma general a los ciudadanos romanos hasta la segunda mitad del siglo II a.C. Pero las guerras contra celtíberos y lusitanos que se dieron en el s II a.C. no hicieron mas que sangrar las arcas públicas sin tener unos beneficios directos lo cual se traduce en subidas de impuestos que inciden en el mediano y pequeño campesino, los cuales la gran mayoría de las veces  caían en grandes deudas que acababan pagando con su libertad convirtiéndose en esclavos de los acreedores .

Mapa siglo II antes de Cristo.gif

Además, se produce un cambio en la política exterior romana que repercute en el ejército. Se empieza a controlar de forma directa a los países que invaden lo cual requiere de mas hombres en el ejercito, pero recordemos que antes de la reforma de Mario hacia el 107 a.C. el ejercito esta encuadrado por soldados campesinos propietarios con cierto nivel de rentas, los llamados adsidui, la solución que se pone es la de bajar el nivel de renta necesario para la entrada al ejercito. No todos los llamados a filas iban contentos, y menos con la inclusión de gente perteneciente a clases mas bajas, así que en el 152 a.C. se produce un un rechazo tal a la leva que se tuvo que suspender.

Legionario del siglo II

En el año 136 a.C. una revuelta de esclavos toma Sicilia, isla productora de grano, y la recesión económica, relacionada con las guerras, y el desempleo provocaron un clima de gran inestabilidad y enfrentamiento social en roma. Ya vimos como el conflicto patricio plebeyo acabó con la creación de una nueva nobleza senatorial que controlaba roma y que en un principio tuvo una política de bloque. En este momento surgen dos bloques dentro de la nobleza que se va a enfrentar encarnizadamente por el control de Roma. El tribunado de la plebe se convirtió en el arma de las facciones enfrentadas para hacer valer sus programas políticos y sus intereses propios. Las leyes del 139, Gabinia, y la del 137, Casia, aseguraron el voto secreto de los ciudadanos lo cual evitaba que estos fuesen coaccionados asegurando el libre ejercicio del sufragio, o por lo menos más que antes. Los Escipión Emiliano son los primeros en aprovecharse de todo esto para, atrayendo a los desfavorecidos, ganar votos y poder llevar a cabo sus planes. A esto lo podríamos denominar populismo. Ya en el 140 a.C. un testaferro de Escipión presento una ley de reparto de tierras que fue retirada por la oposición senatorial. Frente a Escipión encontramos a Apio Claudio Pulquer que, con la ayuda del tribuno de la plebe Tiberio Graco desde el 133 a.C., intentó sacar adelante otro reparto de tierras entre los proletarios.

Publio Cornelio Escipión.jpg

¿Vamos viendo como va el juego? Prometiendo el reparto de tierras y acabar con la desastrosa situación que experimentaban los humildes se buscaba ganar el voto de estos y así llevar a cabo sus planes. En su reforma agraria, Tiberio, plantea limitar la posesión privada de tierras pertenecientes al estado para así tener un ager que dar a colonos en régimen de usufructo a perpetuidad. Con ello se proponían solventar los problemas sociales, pero sobre todo, aumentar las bases de reclutamiento al favorecer al mediano propietario. Claramente la nobleza terrateniente se abalanzo sobre la reforma como los lobos sobre la oveja, contra atacando con el otro tribuno de la plebe, llamado Octavio, el cual vetó la ley. En una maniobra política sin precedentes, Tiberio propuso la deposición de Octavio ante la asamblea arguyendo que si un cargo público iba contra los intereses del pueblo este debía ser depuesto. Consiguió lo que se proponía y su ley salio adelante siendo supervisada por él, su hermano Cayo, y Apio Claudio, su suegro.

Campesino romano.jpg

Aunque el senado intentó sabotear el proyecto otorgando una cantidad mínima de presupuesto, Tiberio, propuso usar el tesoro de la ciudad de Pérgamo para llevarlo a cabo. Este hecho enfureció más aún a los senadores que empezaban a temer todo este tipo de intromisiones.La reforma no contentaba a todos. Los itálicos veían peligrar sus posesiones que podían ser expropiadas ya que al no ser ciudadanos romanos no serían beneficiarios de la reforma, y los proletarios urbanos no tenían intereses en el campo por lo que eran más propensos a seguir los dictados del bando de Escipión. El día en que se debía reelegir a Tiberio en el 132 a.C. un grupo de senadores irrumpieron en la asamblea causando el pánico resultando en el asesinato de Tiberio. A tiberio le sustituyo Licinio Craso en la comisión que llevaba a cabo la reforma agraria. El bando de Escipión intentó usar a los itálicos para desestabilizar la reforma y por el motivo que antes se expuso estos se pusieron a su favor para evitar su desgracia. Para apaciguarles y atraerles a su causa Fulvio Flaco consul en el 125 a.C. propuso concederles la ciudadanía. Un golpe de efecto magistral que daba impulso a la causa de los Graco. El senado respondió expulsando a los itálicos de Roma y enviando a Flaco a las Galias con un pobre pretexto. La ciudad itálica de Fregellae se sublevo ante esto y fue arrasada.

Asesinato de Tiberio Graco.jpg

Cayo Graco fue elegido tribuno de la plebe en el 123 a.C. Sus primeras medidas iban destinadas a dar mayor control del pueblo sobre los políticos y a evitar que sucesos como el asesinato de su hermano volviesen a ocurrir. Se pretende avanzar con el proyecto de Tiberio pero dando saltos adelante como por ejemplo la creación de nuevas colonias, distribución de grano por parte del estado a un precio menor que el del mercado privado, equipar a los soldados desde el estado y prohibir el reclutamiento de los menores de 16. Para costear esta carísima política social se promulgó la lex Sempronia de provincia de Asia por la cual los recursos de dicha provincia serían arrendados a compañías de publicani. Promulgó la lex iudiciaria que daba a los equites el control de los tribunales que juzgan los casos de corrupción. Con esta medida pretendería atraer a su causa a los grandes capitales, así como evitar los abusos de poder de la clase senatorial.

Eugene_Guillaume_-_the_Gracchi.jpg

Livio Druso, un tribuno, fue el encargado de cargar contra Cayo y derrotarle. Para ello , durante una ausencia en Roma de Cayo, fundo doce colonias en Italia, cosa imposible pues no había tierra para todas, y evitó la venta de lotes de tierra para el proyecto de los futuros populares. Consiguió su objetivo y derrotó políticamente a su rival. Cayo intentó rematar su proyecto de otorgar la ciudadanía a los latinos. Livio Druso apeló al egoismo y se podría incluso decir que a cierta xenofobia alegando que los romanos perderían sus privilegios exclusivos y el reparto barato de trigo. La ley fue tumbada y no vio la luz. En el 121 a.C. Cayo no fue reelegido tribuno. Los enemigos de la reforma agraria esparcieron rumores sobre el mal fario de la fundación de una colonia en Cartago. Se dio la votación para derogar los principios legales que legitimaban la colonia lo cual cedió paso a tumultos. Se confirió a los cónsules poder para actuar dentro de Roma a fin de reestablecer el orden. Las fuerzas del orden asaltaron el Aventino donde se encontraba Cayo Graco, el cual se hizo matar por un esclavo viendo que no tenía salida alguna. La represión posterior dejó a más de tres mil muertos partidarios de los Graco.

Muerte de Cayo Graco

Todo este clima de inestabilidad no cesa con la dura represión impuesta por los senadores mas recalcitrantes pertenecientes a la gran nobleza terrateniente. El conflicto evolucionara y surgirán dos partidos que ya se han empezado a dibujar: Populares y Optimates. Pero eso lo contaremos en el siguiente artículo.

Breve biografía de sufragistas norteamericanas.

Susan Brownell Anthony, 1820-1906: fue una de las más destacadas sufragistas americanas y luchadora por los derechos de la mujer. Nació en el seno de una familia acomodada de religión cuáquera en Massachusetts. Durante toda su vida estuvo implicada como activista en diversos movimientos: participó en el movimiento antialcohólico, también simpatizo y participo en la causa abolicionista. En 1863 con la guerra civil fundo la liga de mujeres leales para apoyar la causa abolicionista. En 1851 conoció a Elizabeth Cady Stanton, con la que denuncia las leyes discriminatorias del estado de Nueva York. Al final de la guerra consideraron que su lucha debía ser el sufragio universal, por lo cual fundaron la National Women Suffrage Association, con el fin de que se promulgara una enmienda constitucional para conseguir el voto de los ciudadanos y ciudadanas. Entre 1868 y 1870 publico un periódico llamado “Revolution” con un carácter de denuncia. Estuvo presente en la creación, en Europa, de la Asamblea de Mujeres que reunió a mujeres de 48 nacionalidades distintas para discutir sobre su situación. Dimitió con 80 años del cargo de presidenta de la National Women Suffrage Associaition después de toda una carrera dedicada a conseguir la igualdad.

Susan B Anthony

Alice Paul, 1885-1977: nacida en Pusdale, también de familia de clase acomodada y de religión cuáquera, al igual que su amiga Susan. Su educación en la religión antes citada la enseño los valores de la igualdad de género y el pacifismo. Estudió en el Swarthmore college, del cual su abuelo fue fundador en 1864. Esta institución era mixta y recibió clases de destacadas profesoras de su época como Sussan Cunninghan, la cual la marco profundamente . Después de cuatro años de estudio se licencio en biología en 1905. A lo largo de su vida obtuvo más títulos y logros académicos, se licencio en sociología, en derecho, y en economía. En 1907 se traslado a Inglaterra para estudiar trabajo social. Allí fue cuando entro en contacto directo con el movimiento sufragista femenino ingles. Conoció a Christabel Pankhurst, 1880-1913 la cual encarnaba la lucha sufragista con acción directa con actos como la interrupción de eventos para denunciar la situación, o arrojar piedras en las manifestaciones, y se une de forma activa a su lucha. Vuelve a estados unidos en 1910 y se une a la Asociación Nacional Americana para el Sufragio de la Mujer, que había fundado Susan B. Anthony, fue rápidamente nombrada jefa de la comisión del congreso. En 1912, junto con Lucy Burns y Crhistal Eastman, comienza una campaña para conseguir el derecho a voto de la mujer en Washington, donde organizó un desfile que termino violentamente por parte de hombres que asaltaron a las mujeres que marchaban increpándolas. Disensiones con Carrie Chapman, presidenta de la Asociación Nacional Americana para el Sufragio de la Mujer, sobre cómo conseguir los objetivos, ya que Alice abogaba por el método inglés de lucha violenta, y por querer incluir una enmienda en la constitución, llevaron a Alice a abandonar la asociación y crear en 1916 el Partido Nacional de la Mujer. Su acción más destacada es la de formar guardia delante de la casa blanca instando al presidente a que diese pie a la reforma. Cuando estallo la guerra el ambiente se caldeo llevando a las autoridades a atacar a los piquetes ante la casa blanca. Se produjeron detenciones por cargos absurdos como la obstrucción al tráfico, entre las detenciones estaba la de la propia Paul. En la cárcel siguió con la huelga de hambre, el trato dentro fue brutal e inhumano lo cual salto a la prensa que consiguió que la opinión pública se pusiese de parte de las sufragistas. Finalmente todas fueron excarceladas. En 1919 el presidente apoyó la enmienda 19, aprobada con el apoyo decisivo del estado de Tennesse.

Alice Paul.jpg

Lucy Burns, 1879-1966: de familia irlandesa católica nace en Nueva York en 1879. Estudia en la Academia Femenina de Brooklyn, institución que combinaba la educación femenina tradicional en religión y costumbres con una apertura a ideas más liberales. Conoció a Laura Wylie, la primera mujer graduada en Yale, que fue uno de sus referentes en la vida. Lucy estudio también en la universidad de Columbia, en Vassar, y en Yale antes de graduarse como profesora de inglés. En 1906 fue a Alemania a continuar con sus estudios de filología, seguidamente fue a Oxford. En este último viaje fue cuando entro en contacto con el circulo activista de las Pankhurst y con la que sería su amiga, Lucy Paul. Se unió a la Unión Social y Política de Mujeres, para luchar por los derechos políticos de las mujeres en el reino unido. Uno de sus mayores logros, dentro de la asociación, fue la organización de un desfile en Edimburgo que formaba parte de la campaña para Escocia, en 1909. Después de su regreso a estados unidos, junto con Paul, se unieron a la asociación nacional americana para el sufragio femenino. Su línea de actuación estaba ligada a la de Paul, siendo las dos las innovadoras dentro del espíritu sufragista en estados unidos. Fundó con Paul el partido nacional de la mujer cuando decidieron pasar a un modo de protesta más activo siguiendo el modelo ingles. En 1914 hablo delante de los delegados del congreso, siendo la primera mujer que lo hizo, para defender la enmienda que debería conceder el derecho a voto de la mujer. En 1917 participo en lso piquetes frente a la casa blanca y como consecuencia de ello fue arrestada y encarcelada. En la cárcel sufrió los abusos de los funcionarios, y entro también en huelga de hambre. Finalmente vio como sus esfuerzos cristalizaron en la aprobación de la enmienda 19 que concedía el voto a la mujer.

Lucy Burns.jpg

Crystal Catherine Eastman, 1881-1928: nació en Malborough, Massachussets. Cuando nació su hermano pequeño se mudaron a Nueva York. En 1889 su madre, Annis Bertha Ford, fue nombrada la primera ministra protestante de la historia. Su padre también era ministro de la misma congregación religiosa. Este ambiente religioso en el periodo anterior a la guerra civil había desarrollado ideas abolicionistas y de igualdad que influyeron en Crystal. Su hermano, con el que compartió gran parte de su vida, Max fue un activista socialista. Cuando vivía con su hermano se codeo con un grupo de intelectuales y activistas progresistas tales como, Inez Milholland o Floyd Dell. Se graduó en la universidad de Vassar en 1903 y paso también por la universidad de Columbia, obteniendo un máster en sociología, y en 1907 consiguió titulo de derecho por la universidad de Nueva York, siendo la segunda de su clase. Uno de sus primeros trabajos vino de la mano de Paul Kellog, consistía en investigar las condiciones de trabajo en Pittsburg. Su estudio desemboco en la primera ley de compensación de trabajadores. Se caso pero su matrimonio acabó en divorció. Tras su divorcio, en 1912, se fue a Milwaukee para coordinar y organizar campaña para conseguir el sufragio femenino en Wisconsin. No tuvo éxito en esta iniciativa. En 1913 se unió a Pul, y Burns para formar la unión del congreso, que mas tarde sería el partido nacional de la mujer. Durante la primera guerra mundial milito activamente en movimientos de carácter pacifista, como la liga internacional de mujeres por la paz y la libertad. En 1917, junto con su hermano Max, creo un periódico de política de carácter radical, también trataba sobre arte y literatura. Participo en la escritura de la decimonovena enmienda.

Crystal Catherine Eastman.jpg

Inez Milholland Boissevain, 1886-1916: nació en Brooklyn, Nueva York. Su familia era de condición acomodada y de carácter progresista. Fue educada en ideales de progreso tanto por su padre como por su madre. Se educo en Nueva York, en la escuela Comstock, y en el instituto Kensington, en Londres. Intento ir a Vassar pero no la aceptaron por ello entro a estudiar en la universidad de Willard para mujeres en Berlin. Durante su corta estancia en Vassar tuvo problemas porque intento organizar un encuentro para hablar del sufragio femenino, lo cual estaba prohibido. Intento entrar en las facultades de Yale, Harvard, y Cambridge, para estudiar derecho lo cual se le denegó pro ser mujer. Entro finalmente en la universidad de Nueva York en 1912. Estuvo unida a diversas causas pro derechos civiles. Lucho por los derechos de los negros, de las mujeres y de los niños. Entro en la asociación americana por el sufragio femenino, y cuando hubo la escisión de Paul y Burns se unió al partido nacional de la mujer. Desde 1911 fue una cara indispensable en los desfiles por el derecho a voto femenino. En 1913 abrió la que sería el desfile más llamativo de su época y el que más sensación causó, el desfile de Washington. Apareció vestida a la griega encima de un caballo blanco. En 1916 comenzó un tour de discursos por el oeste por el sufragio femenino. Durante ese año en 1916, en los Ángeles, se desmayó y fue trasladada al hospital donde murió días más tarde.

Inez Millholand.png

Carrie Chapman Catt, 1859-1947: nacida en Wisconsin paso su niñez y juventud en Iowa. Estudio en la universidad de agricultura del estado de Iowa, tras tres años de estudio. Después de sus estudios se dedico a la enseñanza y llego a ser superintendente de las escuelas de la ciudad de Mason en 1885. Fue la primera mujer en ostentar el cargo de superintendente. En 1880 ya había entrado en la lucha por el sufragio femenino. Conoció a Susan B. Anthony, la cual la propuso para ser su sucesora en la asociación de nacional de mujeres por el voto femenino. Fue elegida en dos ocasiones; en 1900 y otra en 1915. Su segundo mandato coincidió con el apogeo de la lucha por el sufragio. Dirigió la campaña de Nueva York consiguiendo el voto para las mujeres en dicho estado. Su línea era más calmada y reformista que la de Alice Paul. Llevo a cabo múltiples discursos a favor de su causa. Algunos de sus argumentos eran racistas y mostraban los prejuicios de su época. Con la primera guerra mundial paro las reivindicaciones a fin de apoyar a la nación y mostrar unidad ante el enemigo común. Con la aprobación de la decimonovena enmienda se retiro del activismo político.

Carrie Chapman Catt.jpg

Gracias a la lucha de estas mujeres se consiguió que en Estados Unidos las mujeres pudieran ejercer su derecho a voto y a participar en la vida política de su país. Un paso más fue dado en pos de la igualdad de los seres humanos sin importar raza, etnia, sexo, género o religión.

Inez Milholland

Feminist_Suffrage_Parade_in_New_York_City,_1912.jpeg

El castillo medieval II, su papel en la guerra

Estamos acostumbrados a imaginarla guerra medieval como el choque de dos ingentes formaciones en una brutal carga, en la caballería lanzándose a toda velocidad lanza en ristre y destrozando a la infantería, descargas de flechas constantes contra el enemigo… todo eso que Hollywood, mejor o peor, ha retratado tantas veces en sus producciones. Sin embargo, la guerra medieval se basaba en los golpes de mano, en las razzias o algaras, en las que grupos mas o menos numerosos atacaban al enemigo con el objetivo de hacerle el mayor daño posible sufriendo el mínimo en las filas propias. Estos ataques iban dirigidos a diezmar los campos enemigos cogiendo todo lo posible como botín y quemando aquello que no se pudiese cargar. ¿Como se defendían los territorios y se dificultaba el avance del enemigo? Pues con los castillos.

montsegur

Castillo de Montsegur

Como arma militar el castillo es tanto ofensivo como defensivo. Además, de repeler los ataques enemigos sirve como plataforma desde donde enviar soldados a combatir, y son centros logísticos. Cuando se iniciaba un conflicto el señor del castillo; alcaide, castellano, marshall, sheriff…etc., limpiaba los alrededores de cualquier cosa que pudiese ser usada por el enemigo como defensa, como un bosque o aldeas, se limpiaba el foso,  y se preparaban parapetos de madera coronando las murallas y almenas. La puerta, la parte más vulnerable, al principio se protegía con una especie de torre de madera en la que quedaba dentro. Este concepto fue evolucionando hasta dar las puertas fortificadas rodeadas por dos torres.  El grado de fortificación que podía llegar a tener una puerta era tal que tomarla era un infierno para los asediadores. Puente levadizo, rastrillo, matacanes, giros en el pasillo, y demás hacían que el atacante se pensase dos veces lanzar un asalto a la puerta de un castillo.

STIRLING BRIDGE – THE SCOTS ATTACK THE ENGLISH VANGUARD

Las guarniciones de los castillos primeramente estaban formadas por campesinos que tenían que prestar x días de servicio, poco a poco este servicio se fue sustituyendo por un pago que servía para contratar mercenarios, o visto de otra forma, soldados profesionales, que guarneciesen los castillos, lo cual estaba muy extendido en el s XIII.

Asedio II.jpg

Antes de poner en asedio un castillo se intentaban formas más pacíficas de para tomarlo como el uso de la diplomacia, la traición, o la demostración de fuerza del ejercito sitiador, lo cual podía bastar para convencer al señor de un castillo de que se encontraba en el bando equivocado. Si nada de eso funcionaba se procedía al asedio en primavera o verano cuando mejor tiempo hacía y era mas fácil suministrar a las tropas. Primero se producía lo que en la documentación castellana se conoce como la “tala de la huerta” que es el asalto, saqueo,  y destrucción de las aldeas y tierras de labranza alrededor de la fortaleza. Luego se rodeaba el objetivo con campamentos fortificados cortando todas las vías de suministros. El asalto a los muros de un castillo era una operación muy arriesgada y menos común de lo que pensamos, es por esto que el asedio tenía como objetivo agotar a los defensores por el hambre y la sed antes que asaltar sus murallas una y otra vez sacrificando innumerables hombres en el proceso. Por esta razón los aljibes, pozos que suministraban agua al castillo, eran de vital importancia.

castillo defensa

La guerra psicológica jugaba un papel fundamental por lo tanto. El hacer que el sitiado sintiese terror para conseguir que se rindiera lo antes posible era una táctica común durante los asedios. Para ello se amenazaba a los defensores con colgar a los capturados o con el arrasamiento de la ciudad hasta los cimientos, se devolvían las cabezas de los defensores caídos lanzándolas con onagros, se decapitaban enemigos delante de las murallas para que todos pudiesen verlo… en resumen todo un amplio abanico de prácticas que buscaban minar la moral. Los defensores no iban a la zaga en este campo y actuaban de manera similar siempre que podían buscando el mismo efecto en el adversario.

En la brecha.png

Medieval-Soldiers

Imagen donde se como han colgado al señor de la fortaleza para dar ejemplo

Las tácticas usadas para tomar una posición fortificada a la fuerza son, entre otras, la artillería, el uso del fuego, las minas, las maquinas de asedio; como torres y arietes, y el asalto. El fuego era un arma muy temida. Los atacantes lanzaban flechas de fuego, frascos con productos inflamables, o fuego griego, el cual llego a Europa en torno al siglo XII, con el objetivo de provocar incendios que mantuviesen ocupados a los defensores. También se usaban sulfuro y otros componentes para crear gases nocivos, un precedente de la guerra química. La artillería bate las murallas enemigas con el objetivo de causar los mayores daños posibles. Las minas se construían para derribar los muros enemigos, los defensores podían construir contraminas dándose cruentos combates bajo tierra, o con la idea de inundarlas con agua y ahogar a los excavadores. Otras veces el atacante buscaba traspasar las murallas, aparecer dentro de la fortaleza, y abrir las puertas a los atacantes. Los capitanes de fortalezas mas inteligentes podían poner cubos de agua en la muralla para poder detectar movimientos bajo tierra. Los arietes atacaban las puertas pesadamente mientras sus operadores permanecían cubiertos por su estructura. Las torres de asedio avanzaban pesadamente hacia las murallas con el fin de engancharse y expulsar a los guerreros contra el enemigo. A los primeros soldados que asaltaban la muralla se les denominaba la “vana esperanza” porque la cantidad de bajas que sufriría sería impresionante. Sin embargo los supervivientes aspiraban a las mayores glorias y recompensas.

asedio-de-orleans-juana-de-arco-levanta-el-sitio.png

Asedio de Orleans en el momento en que Juana de Arco levanta el sitio

Los defensores también usaban armas de artillería en las plazas para su defensa. Además, estaban equipadas con diversos métodos para repeler los asaltos enemigos, como ganchos usados para arrojarles de las escalas, arrojar diversas sustancias y materiales calientes para escaldar a los enemigos, curiosamente el aceite hirviendo era usado pocas veces siendo mas común la arena caliente que se colaba por las armaduras al igual que el aceite y además era mas barata. Como es de suponer los ballesteros y arqueros se volvían muy valiosos en las defensas arrojando dardos a las fuerzas atacantes. Las salidas por parte de los defensores buscaban acabar con los campamentos de los atacantes, acabar con las máquinas de guerra del enemigo, o presentar batalla a la fuerza que se acercase. El objetivo del defensor es aguantar lo máximo posible a la espera de ayuda del exterior,o de que el invierno se echase encima de los atacantes obligándoles a retirar el asedio.

Asedio de Dover.jpg

Aunque estemos acostumbrado a ver en el cine como una fortaleza es tomada al asalto la mayor parte de las veces era el hambre y la sed lo que hacía que los defensores se rindiesen. El como hubiese sido de enconada la defensa de una plaza solía determinar la brutalidad con la que eran tratados los defensores después de su derrota. Si habían sido razonables y entregaban pronto el castillo sus vidas serían perdonadas, incluso se les podía permitir abandonar el lugar con sus posesiones. Si por el contrario su resistencia fue feroz lo más probable es que fuesen ejecutados sin ninguna compasión.

Asedio.jpg

Zenobia, la mujer que desafió al Imperio Romano

En la segunda mitad del s III d.C. el Imperio estaba en un momento políticamente inestable. Con la muerte de Alejandro  Severo, 208-235 d.C., se instaura un periodo que algunos historiadores denominan la anarquía militar. Numerosos opositores al gobierno central surgen por todo el territorio imperial oponiéndose a los designios del emperador y creando territorios independientes. Estos movimientos secesionistas duraban mas o menos dependiendo de la fuerza que tuviera en el momento el poder central.

Oriente no era ajeno a esta situación, y allí durante la segunda mitad del siglo III d.C. una ciudad manifestó esta tendencia separatista; Palmira. Todo empieza con la derrota, captura, esclavización, y mas tarde, la muerte de Valeriano a manos de los persas en el 263. La ciudad de Palmira esta situada en lo que hoy en día es Siria, y era una ciudad fronteriza con el Imperio Persa de Sapor I. Su riqueza venía en gran parte del comercio de artículos de lujo proveniente de oriente y de los oasis que poseía vitales para las caravanas. Cayó bajo el poder de los romanos en el s I d.C. y se integro perfectamente en el sistema imperial. El gobernante en ese momento era Septimio Odenato, un árabe romanizado, el era la tercera generación de su familia que poseía la ciudadanía romana. Este hombre comenzó a guerrear contra los persas por mandato imperial en venganza por lo de Valeriano, ganó mucho prestigio, y consiguió varios altos cargos dentro de la administración territorial. Sin embargo, nada de eso le impidió rondar al enemigo de los romanos cuando estos no últimos no supieron, o quisieron, satisfacer sus peticiones. Su poder e influencia en la región llega a tal punto que incluso llega a intitularse rey de reyes. Odenato muere, asesinado en una trama palaciega, en el 267 y sus cargos en vez de quedar a disposición de la administración imperial, que debería habérselo dado a quien quisiese, pasan a su hijo Vabalato, pero como este era un niño sera su madre, Zenobia, la que tome la regencia de Palmira, y por lo tanto la gobierne de forma efectiva. Pero antes acabó con el asesino de su esposo, Meonio.

Palmira

Palmira fortaleza.jpg

Zenobia tendría unos treinta años, era culta, y muy bella según las fuentes, hablaba griego y egipcio, además algo de latín. En su discurso genealógico se decía descendiente de los Ptolomeo, dinastía gobernante de Egipto de origen griego. Era hija de un gobernador romano de Palmira, Julio Aurelio Zenobio.  Comenzara una campaña para desafiar al poder del emperador Aureliano, 214-175 d.C. Lo primero que hace es acuñar moneda en la cual salía la cara del emperador con la de su hijo, al cual daba los títulos de: senador, rey de Palmira, imperator (entendido como general),y dux romanorum (líder de los romanos). Lanzó una campaña militar contra los territorios arábigos y, además, en el 270 atacó Egipto derrotando a las tropas del gobernador provincial. Un año después de ese hecho se proclama a Vabalato augusto, y a Zenobia augusta, se deja de emitir moneda con la efigie de Aureliano, solo aparecerá la de Vabalato y en ocasiones la de su madre. Zenobia controlaba Siria, Egipto, Asia Menor casi completo, y parte de Arabia. Puede que la intención de la reina fuese que fuese nombrado su hijo coemperador.

Odenato y Zenobia.jpg

Tenemos muy pocos datos sobre Lucio Dominico Aureliano antes de ser emperador. Sabemos que provenia de la Dacia, de una familia campesina arrendataria de un senador. Ingresó en el ejercito con unos 20 años y tuvo un ascenso meteórico llegando muy alto en él. Acabo con las guerras góticas, y restauro el dominio imperial sobre la Galia, Hispania, y Britania. Era un hombre astuto, severo, frío, implacable y muy buen estratega, y era cuestión de tiempo que fijase su atención sobre el díscolo reino de Palmira.

Lucio Dominico Aureliano

La campaña contra Palmira comenzo en el 272 con el emperador al frente del ejército. Al principio no tuvo una gran resistencia, cuando llegó frente  a Tiana juró que no dejaría ni un perro con vida en la ciudad. El asedio duró poco ya que fue traicionada por uno de sus residentes. Al traidor le ejecutó, y cumplió su juramente… mató a todos los perros de la ciudad, pero prohibió el saqueo de la misma. En Immae tuvo un encontronazo de mayor envergadura. Para derrotar a los temibles catafractos les tendió una trampa. Envió a su caballería más ligera los cuales se retiraron en el primer choque conduciéndoles hacia una agotadora persecución. Cuando los romanos se reagruparon iniciaron el contraataque machacándoles sin piedad. Para enmascarar esta derrota ante la población hizo desfilar a un prisionero disfrazado como Aureliano por las calles de Antioquía para evitar el cambio de  bando de la población antes de que la reina huyera. Finalmente se puso bajo asedio Palmira. Zenobia intento escapar, pero aunque abandono la ciudad fue detenida por una patrulla romana cuando intentó cruzar el Eufrates. Zenobia se postró frente al emperador y dijo que ella solo se había levantado contra los emperadores que no eran dignos de gobernar el Imperio y, que Aureliano  era todo aquello que no fueron los anteriores. Se echó la culpa y se ejecutó a su consejero, un reputado estudioso de origen griego.

Legionarios siglo III

Rendición de Zenobia.jpg

Zenobia, junto con Tétrico el usurpador en la Galia, fue exhibida en Roma en el triunfo de Aureliano cargada de cadenas de oro. Palmira se levantó una vez mas en el 273, y esta vez la represión fue brutal contra la ciudad, llegando incluso a desviarse las rutas comerciales para quitarle su fuente de riqueza y que cayese en la pobreza. El final de Zenobia no esta claro. Puede que fuese asesinada en prisión, aunque hay autores que dicen que acabo sus días retirada en una villa de Tívoli. Lo que si se sabe es que su descendencia seguía ocupando puestos clave en el gobierno de la ciudad de Palmira años después.

Zenobia exhibida en Roma.jpg

El limes imperial y el fin de la expansión romana

El limes se puede definir como la frontera artificial creada por los romanos que dividía el mundo conquistado y civilizado del mundo salvaje y bárbaro que iba desde el mar del norte hasta el mar negro a través de las líneas fluviales que marcaban el Rin y el Danubio. Empezó siendo una línea defensiva donde se sucedían los fuertes y puestos avanzados que intentaban impedir la entrada en el imperio de elementos extranjeros. Con el tiempo los campamentos militares derivaron en poblaciones desarrolladas dando ciudades totalmente desarrolladas. En su expansión los romanos buscaban los territorios con recursos explotables que diesen un beneficio al imperio romano. Estos territorios son integrados bajo el control imperial para asegurarse su explotación y control directo, al mismo tiempo que se sometía a explotación económica, humana y materialmente hablando, el territorio se daba también un control político dándose así el imperialismo romano. Si la Germania se hallaba libre del control directo político romano, pero no así de su injerencia en los asuntos políticos de los pueblos que la habitaban, es por la falta de interés económico de la región, ya que el coste de conquista y ocupación excedería los beneficios obtenidos de esta empresa.

Mapa limes.png
Así pues, y teniendo en cuenta que el Rin y el Mosela ofrecían unas redes de comunicación perfectas para sostener la logística del mantenimiento de guarniciones a lo largo de sus riveras, se decidió ocupar los territorios que conformarían el limes imperial presentado como el último reducto de romanidad frente al salvajismo que vendría después de él. Constantino fortificó en el 310 d.C. el limes evitando conflictos remarcables hasta el 350. Durante el siglo IV d.C. el limes estaba ampliamente fortificado, y estas fortificaciones estaban guarnicionadas por unidades con menos efectivos que en el pasado, pero altamente eficientes. Sin embargo se dedicaron más esfuerzos a la reparación de fortalezas que a su construcción. Los romanos tenían puntos de paso fijos a través del limes, tanto puentes, como embarcaderos situados en la otra orilla en fortificaciones.

Limes torre de vigilancia y sistema de almenas

También eran hábiles constructores de puentes temporales que usaban para cruzar el río cuando no había otro punto de paso mediante barcazas. En cuanto a la época en la que realizaban sus incursiones, solía ser en primavera y verano. Los bárbaros eran hábiles barqueros y usaban distintas embarcaciones para cruzar los ríos cuando, y donde, estos eran más fácilmente vadeables. Sus incursiones eran tanto en verano como en invierno, y si damos crédito de las fuentes, aprovechaban las heladas del Rin y del Danubio para cruzar sobre ellos. Los combates en torno a la frontera eran relativamente frecuentes durante todo el siglo IV d.C., ya sean incursiones bárbaras como romanas. Sin embargo, la mayor parte de los puestos fortificados respecto a los bárbaros, se pueden considerar puestos de control desde el que vigilarles, más que unas barreras preparadas para parar sus ataques, pues por lo visto una gran incursión no era algo esperado por los romanos. La principal función de las legiones en el limes era mantener la estabilidad interna del imperio, aunque solía ser foco de rebeliones.

No se puede ver en el limes una zona de segregación entre dos culturas diferentes. El limes era un lugar de contacto directo entre germanos y romanos ya sea de forma pacífica, relaciones comerciales por ejemplo, o violentas, con incursiones por ambas partes. Las relaciones que se mantenían con los pueblos germanos eran en muchas ocasiones de amistad dándose la condición de socius et amicus. El cruce de la frontera por parte de los germanos en busca de una vida más prospera parece haber sido uno de los motivos recurrentes para el enfrentamiento entre estos y sus vecinos imperiales. Ésto solía producirse motivado por la falta de protección de las fronteras durante los periodos de guerra civil o cuando las tropas eran movilizadas lejos de sus puestos para combatir y en grupos relativamente reducidos más que en invasiones de grandes grupos humanos. Esta infiltración es propiciada por la existencia en el limes de una serie de puntos de cruce propicios para individuos y pequeños grupos, donde incluso se producía un intenso contacto entre los comandantes imperiales y los líderes tribales germanos. Se pude ver en las fortificaciones fronterizas una afán protector de cara al interior del imperio más que de cara al exterior, siendo más importante protegerse de los enemigos de las guerras civiles, que de los bárbaros. Pero no siempre el cruce de la frontera por parte de los bárbaros es combatido, siendo muchas veces recibidos y usados en pro del imperio.

Infante y caballero

Legionarios romanos del s IV d.C.

Se ha querido ver una relación entre la entrada de los bárbaros, con las revueltas campesinas, y la indiferencia de las clases populares ante la caída del imperio. Otra visión es la que ve en la entrada de los bárbaros un uso por parte del estado romano, como agricultores y soldados, centrándose más en motivos económicos, resultado del contacto continuo entre los dos pueblos. Se ha aducido al cristianismo como motivo para la entrada de godos en el imperio, por ejemplo la persecución que Atanarico hace de los cristianos en sus dominios, como consecuencia de su política anti romana. En base a esto se ha aducido que la cristianización de los bárbaros responde a una de las condiciones para su asentamiento en el imperio ya sea por parte de Valente en el 369 d.C., o por Teodosio con el pacto del 382 d.C., como medidas de integración. Puede que Fritigerno fuese obligado a aceptar el cristianismo arriano, en el 376 d.C. como parte de la condición de entrada en el imperio, pero su entrada fue motivada por otras razones, y no es el cristianismo el que motiva la entrada en el imperio. Sin embargo, también puede ser que los motivos de entrada de personas desde territorios bárbaros por motivos de religión sean propios de esclavos romanos cristianos en manos de los germanos. Parece que uno de los principales motivos de contacto es el comercio, y en concreto el comercio de esclavos es el más demandado por los romanos.

Godos y sarmatas.jpg

Godos y sármatas. sIV d.C.

Pero la frontera no solo se cruzaba en una sola dirección, los romanos la cruzaban recurrentemente en operaciones de captura de esclavos que luego eran vendidos en el imperio, incluso se pagaba a algunos pueblos germanos para capturar a vecinos de otras tribus a fin de ser vendidos como esclavos. Se puede ver en estas acciones militares por parte de los romanos una periodicidad que también tienen como objetivo controlar el numero de bárbaros al otro lado del limes, incluso para provocar la escasez entre estos y forzarles a comprar recursos a los romanos.

Infantería romana sIV d.C.
Las operaciones militares a través del limes eran precedidas de una planificación previa. Los romanos en ocasiones enviaban espías, bárbaros a su servicio, a recopilar información sobre las tribus enemigas, aunque no solía ser lo más frecuente. También las fortificaciones al otro lado del Rin, en la zona bárbara, servían como plataformas desde las que enviar expediciones de reconocimiento y de información. Pero no solo los romanos usaban estos métodos, en la otra dirección, los bárbaros en el ejército romano podían avisar a sus parientes de las inminentes operaciones romanas. En todo caso la fragmentación interna del mundo bárbaro hacia que no fuese una gran amenaza para el imperio.

Batalla de Estrasburgo - Argentoratum 357 dC Juliano el Apostata vence a los alamanes.jpg

En definitiva el limes es una zona de contacto e intercambio entre dos culturas que estaban en constante interacción de mil formas distintas.

Los torneos medievales

Ya a fines del Imperio Romano un nuevo tipo de guerrero empieza a despuntar en el campo de batalla tanto por su alta movilidad, como por su contundencia y efectividad a la carga, hablamos de la caballería. La caballería, entendida como el soldado montado a caballo, es una fuerza militar de alto valor que llega a desbaratar el uso de grandes formaciones de infantería en el campo de batalla. Los germanos que sustituyeron a los romanos en Europa usaban la caballería como tropa de choque, recordemos que en la batalla de los Campos Catalaunicos, 451 d.C., la carga de caballería goda fue decisiva contra los Hunos.

goth vs hun.jpg

Caballero godo atacando a un huno. Observese el arco que cuelga de la silla de montar. La caballería arquera fue común en el final del Imperio Romano.

En un primer momento caballero era todo aquel que poseía caballo y armas para hacer la guerra. Eso ya significa ser de un determinado estatus social y tener determinado poder adquisitivo, pues mantener caballo y armas adecuadas no era barato, pero no era necesario venir de un determinado linaje, ni reunir unas condiciones de sangre que avalen tu pertenencia a un grupo social privilegiado, para ser considerado caballero. Como ya se ha dejado intuir antes, atrás iban quedando los tiempos en los que las grandes masas de infantería dominaban los campos de batalla, la guerra de desgaste y los golpes de mano requerían de unidades muy rápidas, al igual que la necesidad de pronta defensa de los lugares en peligro, pedía una capacidad de respuesta igualmente veloz. Es por esto que el hombre que poseía caballo cada vez era mas requerido por los reyes alto medievales para formar parte de sus mesnadas, y cada vez mayores privilegios y prebendas iban consiguiendo a cambio de sus servicios militares. En definitiva, en un primer momento ser un caballero no implicaba ser noble, ni pertenecer a una clase privilegiada.

Caballero carolingio.jpg

Caballero Carolingio sVIII-IX

la evolución ideológica de eso que nosotros entendemos por caballero, y que esta en nuestro imaginario colectivo representado por el típico caballero del s XV de brillante armadura, empieza a gestarse en torno al siglo XI y XII, y especialmente en el XIII cuando más se escribirá sobre la carga ideológica de ser caballero. Ser caballero no significara, a partir de esos momentos, solo ser un tipo de guerrero específico, sera tener un conjunto de creencias, un código de honor, una forma de comportarse concretas respecto a la sociedad. Con las partidas de Alfonso X el sabio, mas concretamente en el titulo XXI de la Segunda Partida, observamos la equiparación de caballería con nobleza. En esos momentos de definición de la caballería el acceso a esta no solo se producía por el nacimiento, el demostrar valía en las funciones de auxilium et consilium podía llevar a ese encumbramiento. Como se dijo antes, será durante el siglo XII cuando empiece a convertirse en una casta cerrada de elegidos que desarrollan una serie de ideas y cultura propia. Es por todo esto que este grupo desarrolla toda una serie de señas de identidad propias entre las que se encuentran los torneos. Estos tendrán unas reglas que se fijaran en torno al siglo XIII. SI en Castilla sera Alfonso X el Sabio el encargado de reglar los torneos, en Inglaterra lo harán Ricardo I y Enrique I. Estas reglas tienen dos objetivos; Primero evitar los derramamientos de sangre, y por lo tanto, muertes innecesarias. Segundo, restringir el acceso a los torneos a aquellos que pertenezcan a la casta de los caballeros, evitando así que burgueses enriquecidos se entrometan en un ámbito que no les corresponde por posición social.

Tapíz de Bayeux.gif

Caballeros del siglo XI. Tapiz de Bayeux.

Un torneo en principio es un simulacro de guerra que aparece en torno al siglo XI y se popularizara en el XII en el ámbito francés. Su invención se atribuye a Geofrey II de Vendome en el año en torno a 1066 según La crónica de Tours, pero seguramente que él lo que haga es reglarlos en sus tierras. Se concibe como un entrenamiento militar  que además servía para que una élite agresiva desahogara sus impulsos violentos. En el siglo XII, y hasta el siglo XIV, el torneo es un enfrentamiento entre dos grandes grupos de hombres dirigidos por el hijo de algún noble superior al resto, cuyo objetivo es dispersar y capturar a los enemigos. Con esto se reforzaba los lazos de amistad y hermandad entre nobles, se entrenaban las tácticas de equipo.Según avanza el tiempo se van introduciendo mas pruebas como pasos de armas, el combate desmontado, conrois…etc. Las armas usadas son las que se usaban en el campo de batalla; lanza, escudo, y espada, pero a partir del s XIII se introduce en el torneo todo tipo de armas. El choque de dos caballeros a caballo con lanza parece ser que ya se practica en época de Guillermo el Mariscal, 1145/48-1219. Sin embargo, hasta bien entrado el s XIV no se produjo en combate singular de uno contra uno si no en formaciones de caballeros. Esto es posible debido a la combinación de varias mejoras tecnológicas en la monta del caballo; los estribos, la silla de arzón, y en el s XV el ristre, son los elementos que favorecen este tipo de duelos. A esta actividad, enmarcada dentro del torneo, es a lo que propiamente se le denomina justa. Durante el s XIV empieza a tomar relevancia el combate en lid individual donde el caballero puede destacar frente a los demás y conseguir prebendas y tierras, lo que era mas ansiado pues les convertiría en señores, seniores. Esto esta relacionado con la aparición del caballero errante, aquel que vaga solo por los caminos buscando probarse a si mismo al tiempo que realiza proezas que le dan renombre.

Duelo.jpg

Algunas de las pruebas que se practicaban en un torneo eran:

La Melee:  este era el enfrentamiento entre dos formaciones de combatientes. Se realizaba en un campo delimitado donde había algo llamado liza, como campamentos donde retirarse a descansar, el objetivo era derribar y capturar a todos los contrincantes. Primero se podía producir una carga a caballo y una vez desmontados liarse a espadazos entre ellos hasta el termino de la batalla.

Livre_des_tournois Melee.jpg

Imagen de una Melee en el Livre des tournois 1462-1465

La Justa: es el enfrentamiento individual de dos caballeros. Simulaba un juicio por combate. En un principio destinado a los caballeros mas jóvenes, poco a poco, fue ganando consideración debido a las ganas de individualismo, de fama y renombre de los nobles. Todos conocemos la imagen de dos caballeros chocando el uno contra el otro a gran velocidad rompiendo sus lanzas. Se jugaba a romper la lanza o a descabalgar al contrario, lo cual daba la victoria automática. Los reglamentos que se crean para este juego intentaran minimizar las muertes imponiendo el uso de lanzas romas hacia 1250, por ejemplo.

Justas-medievales.jpg

Justa entre dos caballeros del siglo XV

Pasos de armas: uno o varios caballeros guardan un paso x que es defendido ante diversos combatientes que les atacan para pasar por dicho lugar.

entrega de premio

Entrega de premios a un vencedor de torneo. Codex Manesse 1305-1340

En la Inglaterra de finales del XI y principios del XII se suelen organizar torneos cada quince días salvo en cuaresma. En Castilla, en tiempos de Alfonso VIII, se celebraban con mayor frecuencia debido a la reconquista, donde los nobles volcaban sus ansias beligerantes, aún así, tenían el mismo significado que en el resto de occidente. Estos se realizaban fuera de los margenes de la sociedad ordenada, y a ellos asisten los hijos segundones de la nobleza, los cuales aún no tienen un futuro asegurado. Los torneos son también un negocio lucrativo que mueven grandes cantidades de riqueza. Los jefes de equipo reclutan a los mejores campeones para su bando pagando grandes sueldos a los mas validos. También, aquellos que eran derrotados debían pagar un rescate, en moneda o con su equipo de guerra, al vencedor lo cual ya representa una fuente de ingresos considerable. Para las regiones un torneo suponía una actividad económica lucrativa para la región en la que se celebra debido a los mercados que se desarrollaban donde los del lugar vendían sus productos a los extranjeros.

torneo 1300 1340.jpg

Caballeros luchando en un torneo. Codex Manesse 1305-1340.

El torneo era un lugar donde se desarrollaban toda la liturgia del amor cortés. Los caballeros solían luchar por sus amadas, normalmente mujeres fuera de su alcance en un primer momento, las cuales les daban prendas como muestra de su amor. Cada victoria en el campo era un paso más hacía la dignidad de estar con la dama deseada. Las damas presenciaban los combates compungidas por la suerte de sus pretendientes. Eran los torneos, también, como una fiesta donde se reunían los del lugar a ver los combates y el desfile de caballeros, totalmente armados y diferenciados con sus sobrevestas y sus llamativos armazones encima de los cascos. Los torneos solían finalizar con un gran banquete al que asistían todos los participantes. Varios factores influyen en la desaparición de los torneos. El cambio en las tácticas militares, uso de la infantería armada con pica, y el uso de armas de fuego sobre todo, hace que la caballería entre en declive. Casos como el de Ceriñola, 28 de abril de 1503, donde la caballería francesa sufrió un duro varapalo, hace que deje de tener sentido el uso de una caballería pesada en carga frontal como hasta ese momento. Por otro lado, los cambios políticos sociales donde los reyes acumulan el poder en sus manos, y lo que es más, importante, el uso legítimo de la violencia, en lo que es llamado estado moderno, lo cual se traduce en la profesionalización de los ejércitos. Además, la muerte de personajes ilustres como Enrique II de Francia en un torneo en 1559 no ayudaba a que se mantuviese el torneo como algo necesario. Hacia la segunda mitad del XVI los torneos dejan de ser algo común hasta su total desaparición al final de la centuria.

La muerte de Napoleón IV, el último príncipe de los franceses.

Napoleón Eugenio Luis Juan José Bonaparte, 1856-1879, fue hijo de Carlos Luis Napoleón Bonaparte y María Eugenia Palafox Portocarrero y Kirkpatrick. Desde que nació, Napoleón III tuvo bien claro que su hijo debía ser bien educado para que heredase el imperio que estaba forjando. La educación del chaval tuvo una clara orientación militar siendo enrolado simbólicamente en el primer regimiento de la guardia imperial, pero también tuvo una educación ilustrada, aunque el príncipe mostraba poco interés por lo segundo. Con 14 años vivió la guerra franco prusiana, 1870-1871, aunque siempre acompañando al estado mayor.

La derrota de los franceses en la batalla de Sedán el 1 de septiembre de 1871, en el marco de la guerra franco prusiana, llevó al fin del segundo imperio francés y al exilio de la familia imperial a Inglaterra, donde fueron acogidos por la reina Victoria. Allí Napoleón III fue decayendo poco a poco física y espiritualmente, y finalmente murió el 9 de enero de 1873. A los dos años de su llegada a Inglaterra, el príncipe imperial, aprobó el examen de acceso a Woolwich, la más prestigiosa academia militar del país. Durante sus estudios en la famosa academia destacó en equitación, matemáticas y esgrima. Gustaba de discutir con sus profesores sobre Waterloo, un tema recurrente para él. Finalmente a los tres años se graduó siendo nombrado teniente de artillería. A pesar de que le hubiese correspondido entrar a formar parte del ejército, no se le concedió debido a que muchos no consideraban oportuno que el nieto del que fuese su mayor enemigo dirigiese tropas inglesas. Luis Eugenio siempre tuvo en mente el entrar en combate y llevar a cabo todo aquello que había estudiado durante tantos años, además de su regreso a Francia para ocupar el lugar que antaño tuvo su padre. La  oportunidad que tanto estuvo esperando llego en 1879 al estallar la guerra zulú.

Napoleón IV

El príncipe Luis Napoleón Bonaparte

En 1854 los boers, población de origen holandés instalados en África desde hacía generaciones, compraron tierras a Mpande, rey de los zulús, creando así la república de Natal. Lo que pasa es que esto no gusto a su descendiente Cetshwayo, que desde 1873 empezó a “modernizar” a sus guerreros con armas de fuego. Los zulúes habían creado un gran imperio en los últimos 60 años y su presencia era una molestia para los intereses ingleses en la zona. En 1874 los ingleses llevaron una comisión para reorganizar, e integrar en una federación de estados, a los territorios de la república de Natal y el reino de Cetshwayo. La tensión entre británicos y zulúes fue aumentando. En 1878 el responsable de las negociaciones, Henry B. Frere, lanzó un ultimatum para que el rey zulú disolviese su ejercito. Sin esperar a que expirase el ultimatum, Frere, lanzó el 6 de enero de 1879 una invasión contra los zulúes. Todo fue el resultado de las maquinaciones de Frere. El resultado de estas acciones fue la sorprendente y brutal derrota inglesa en Isandhlwana el 22 de enero. Después de esta batalla numerosos guerreros zulúes se armaron con armas británicas.

Inglaterra quedó conmocionada con la noticia del desastre militar y rápidamente se movilizaron fuerzas para aplastar a los zulús. El joven príncipe, ansioso como estaba por entrar en combate, pidió al duque de Cambridge unirse a las fuerzas británicas. El propio primer ministro, Benjamin Disraeli, le negó su participación activa en el conflicto. La intervención de su madre, la cual habló con la misma reina, permitió que Luis Eugenio se uniese a las tropas de Chelmsford como observador civil. El 28 de febrero partió del puerto de Southampton rumbo a Natal. El viaje fue un infierno tanto para hombres como bestias. Uno de los dos caballos del príncipe murió al romperse la grúa que lo descargaba en el puerto de Durban, el otro, murió al negarse a comer la hierba de África, al igual que les paso a otras muchas monturas inglesas. Luis Eugenio pronto echó el ojo a una yegua que se llamaba percy. Su ayudante, Xavier Uhlman, se encargó de ir a comprarla y vio como era un animal bastante nervioso y difícil de controlar. Lord Chelmsford, cuando regreso a Durban, recibió la inesperada noticia de la incorporación del príncipe, y el consiguiente encargo de velar por él. El joven se incorporó al estado mayor en Pietermaritzburg, donde esperaron a que llegasen las tropas que se requerían para empezar las operaciones, lo cual sucedió a fines de abril. El plan era que dos columnas avanzasen por territorio enemigo, una por la costa y otra por el interior, para, una vez unidas, avanzar contra Ulundi, capital del imperio zulú.

Llegó la primera escaramuza donde se combatió para destruir un kraal,  aldea zulú, que estaba protegido por algunos guerreros. La emoción del momento hizo que Luis Eugenio desenvainase su espada y cargase contra los guerreros que huían. El teniente coronel Redvers Buller palideció al verlo y le pidió que no volviese a hacer nada parecido nunca. El ímpetu suicida del muchacho preocupaba mucho a todos los mandos ingleses que debían velar por su seguridad. El 1 de junio el ejercito, ya unido, estaba cerca de un lugar llamado Bloodriver. Se esperaba un choque inminente entre las fuerzas inglesas y los indígenas. El príncipe tenía unas ganas terribles de entrar en acción, pero no le estaba permitido, así que pidió ir con la patrulla de reconocimiento que iba a buscar un buen sitio para acampar, se suponía que la zona era segura. Sin embargo, la patrulla ya había partido, aún así, sus peticiones fueron escuchadas y se le permitió ir con una escolta en misión de reconocimiento topográfico.

Zulu warriors

Guerreros Zulúes

British soldiers

Soldados Británicos

El capitán Jahleel Brenton Carey se presentó voluntario para acompañar al joven, junto con otros seis hombres. Carey tuvo el especial encargo de velar por la seguridad del príncipe imperial. Hacia las 9:00 la tropa abandonaba el campamento. Después de las 14:00 llegaron a un kraal que vieron abandonado, donde Luis Eugenio ordenó parar para descansar y comer algo. Se había puesto el al mando dejando de lado a Carey. Se desensilló a los caballos y no se dejó a nadie encargado de la vigilancia. Hacia las 15:00 el guía que les acompañaba dio la alarma al ver aparecer a un zulú entre la hierba que rodeaba el kraal. No les debió de parecer ninguna amenaza puesto que empezaron a ensillar a los caballos tranquilamente. De repente unos 30 zulúes abrieron fuego contra ellos, matando a un hombre llamado Abel. Los caballos estaban asustados y se encabritaron dificultando su monta. Uno de los soldados, llamado Letocq, mostró una increible sangre fría cuando después de haber montado en su caballo se le cayó el fusil, descabalgo, recogió el fusil y volvió a montar. El príncipe intentó montar, pero la yegua se encabrito le tiro al suelo y le arrastro. Le habría matado eso si no fuese por que el estribo se rompió y quedó tendido en el suelo. Se levantó y vio como se le acercaban 7 guerreros. El príncipe imperial se defendió con uñas y dientes, primero descargo su revolver un par de veces con su mano izquierda. Una lanza le impacto en el muslo derecho, se la arrancó, otra le dio en el hombro izquierdo, también se la quitó y la uso para luchar. Se apoyo contra una pared hasta que el número  de heridas fue demasiado y se desplomó muerto.

Muerte del príncipe imperial.jpg

La lucha del príncipe imperial contra los zulúes

Cuando los supervivientes regresaron al campamento dieron informe de lo sucedido. Se desestimó ir a buscarle enseguida por miedo a caer en una emboscada. A la mañana siguiente se envió una expedición para encontrarlo, y así fue. Se encontró el cadáver del Luis Eugenio tirado en el suelo con 16 heridas en su cuerpo. Se le embalsamo, se construyo un ataúd con latas de zinc, y se oficio un funeral en su honor. El cuerpo llegó a Inglaterra el 10 de junio de 1879. La muerte del príncipe conmociono a la comunidad internacional. Los bonapartistas franceses acusaron al gobierno británico de haberlo preparado todo para frustrar una vuelta de la familia imperial a Francia. Se quiso responsabilizar a Carey y, a pesar de que se le degrado, salió inocente de la responsabilidad de la muerte del príncipe. La guerra zulú acabo con una batalla en Ulundi, el 4 de julio de 1879, donde se derrotó a una gran fuerza de 20.000 guerreros zulúes. A pesar de ello, se dice que tanto el desastre de Isandhlwana y la muerte del joven Napoleón llevo a la derrota de Disraeli en las elecciones de 1880.

Batalla de Ulundi

Luis Eugenio esta enterrado en la abadía de san Miguél en Farnborough, junto a su padre, con un epitafio que reza; Luis Eugenio José Napoleón, Príncipe imperial, nacido en las Tullerias el 16 de marzo de 1856, muerto por el enemigo en tierra zulú el primero de junio de 1879.