La Crisis Bajo Medieval Parte II; Política y Sociedad en el s XIV

Durante el s XIV perviven dos imperios en decadencia que aún se resisten a desaparecer; el bizantino y el germánico. Así mismo, encontramos dos ramas de la religión cristiana que se enfrentan ocasionalmente entre sí; la ortodoxa y la católica. En cuanto al desarrollo de la monarquía en el oeste de Europa, la idea de heredad de la corona se afianzó. Los gobiernos cada vez se hacían más complejos y la burocracia crecía a la par. Aunque el poder tiende a centralizarse los monarcas no disfrutan aún del control absoluto, teniendo que hacer frente a los señores territoriales, que son levantiscos y quieren imponer sus intereses a los de la corona. Las ciudades empiezan a ser una entidad política considerable, lo cual daba voz política al tercer estado, todos aquellos que no podían participar en la política por no nacer nobles, aunque esto puede ser motivo de discusión, como veremos un poco más adelante. Lo que si que es cierto es que parece que los gremios si empezaron a adquirir un papel político importante en el gobierno de estas ciudades. Las ciudades comenzaron a reclamar sus intereses propios y con sus fueros empezaban a autorregularse y, lo que es más importante, tener jurisdicción propia. La fauna política que regía una ciudad eran linajes de nobles menores, no grandes latifundistas, y, poco a poco, por la rica burguesía que poseía negocios y el comercio.

ciudad medieval 2

Las fronteras de los países no estaban definidas y las agrupaciones políticas se realizan en torno a la figura del rey. El rey hereda los títulos, con ellos los territorios sobre los que es señor y estos forman la unidad política. Entre estos territorios lo único que tiene que haber en común es el señor, ni siquiera el idioma tiene por que ser el mismo. Ejemplo de esto es la situación que llevará a la guerra de los cien años. El rey de Inglaterra tenía derechos más que de sobra para ocupar el trono francés, sin embargo, la nobleza francesa, y la propia corona, no querían lo que consideraban un rey extranjero rigiendo su país. La única entidad que se consideraba común a todos los habitantes de la Europa medieval era la cristiandad, que se invocaba en momentos de necesidad, normalmente cuando se luchaba contra el infiel. Durante el siglo XIV y XV tenemos un juego político de lealtades locales. El enfrentamiento entre señores y corona cada vez será más frecuente y desembocará en la creación de las monarquías autoritarias y en los estados modernos al imponerse la corona a todos estos poderes.

Cleric-Knight-Workman.jpg

La sociedad del XIV está dividida en tres estamentos bien distinguidos por los propios contemporáneos; bellatores, oratores y laboratores. Nobleza, clero y no privilegiados conforman el conjunto social de la baja Edad Media. En la teoría cada uno tenía unas funciones definidas y exclusivas; los bellatores, o lo que es lo mismo; la nobleza, son los encargados de defender al resto ante agresiones. Son los protectores de la sociedad y del orden social, misión la cual cumplen con la fuerza de las armas. Los oratores son los clérigos, monjes, frailes, curas y demás cargos de la iglesia. Este grupo reza por el alma de los otros dos y se encarga de ser los intercesores entre la sociedad y Dios, asegurandose la salvación de todos. El tercer grupo los laboratores son el pueblo llano, aquellos cuya función es trabajar para los otros dos y ser el sostén de la economía. Lo relevante de esta organización es que los dos primeros grupos son privilegiados. Poseen estatus de leyes propios y no pagan impuestos, han de ser juzgados por tribunales propios, controlan la riqueza… etc. El pertenecer a la nobleza o al tercer estado viene dado por el nacimiento, es una condición hereditaria y no hay mucha movilidad social. Sin embargo, la entrada en el mundo clerical puede ser hecha sin necesidad de requisitos de sangre o nacimiento, aunque los puestos altos están reservados a la nobleza todo el mundo podía tomar hábitos y unirse al clero pasando a ser un privilegiado. A pesar de parecer grupos homogéneos si buceamos un poco en ellos encontramos una gran variedad de situaciones.

Noble Mujer.jpg

La nobleza estaba compuesta, en líneas generales, por alta y baja nobleza. En la alta nobleza encontramos a los grandes poseedores de tierras, los señores territoriales, que viven de las rentas más grandes de un reino y que participan de forma activa en la política. Dentro de este grupo están los allegados del rey; los grandes marqueses, duques, condes…etc. La baja nobleza, por su parte, la conforman hijos segundones de la nobleza y personas que, en general, no llegan a las cuantiosas rentas de los mejor situados. Estos nobles son la base de la caballería que con tanta fuerza recorre los campos de batalla europeos a fin de hacerse un nombre y conseguir mejorar su suerte. Muchas veces encontramos nobles que, salvo su nombre y las ventajas de su clase; llevar armas y estar libres de impuestos, poco más tienen. Las mujeres de esta capa social se dedican a cumplir con una serie de estereotipos y pautas de comportamiento marcadas por los cánones de la época. Suelen tejer, aprenden a leer y escribir y están apartadas de la vida política normalmente. Tanto en la alta como en la baja nobleza lo único que se espera de las mujeres es que cumplan con su misión como madres y mantengan la honra familiar. A pesar de todo, si hay casos de mujeres que se ponen al frente de los grandes patrimonios familiares o que desempeñan funciones relevantes, aunque suelen ser casos excepcionales. La edad media es muy machista…

estructuradelaiglesiaenlaedadmedia.jpg

En el mundo eclesiástico encontramos una gran variedad de personajes. Por un lado está la alta eclesiarquía; obispos, abades, diáconos… etc. Suelen ser puestos ocupados por hijos segundones de la nobleza y suelen actuar igual que un noble laico. Son grandes administradores y beneficiarios de rentas territoriales con la diferencia de que estas no pasaran a un hijo suyo ya que pertenecen a la institución de la iglesia. Normalmente no residen en sus diócesis y suelen delegar sus funciones en secretarios. Por otro lado, encontramos el bajo clero formado por curas, frailes, monjes, párrocos y demás. El clero suele ser una salida al hambre que se vive en la época y por ello el número de religiosos es muy alto. También hay mujeres que entran en la religión, normalmente por la imposibilidad de pago de una dote adecuada por ellas, así que su salida es el convento. Este grupo es el de los guardianes del saber y los transmisores de cultura escrita. En los monasterios se copian obras y se crean nuevas. Son intelectuales versados en temas religiosos y profanos. La educación está en sus manos, no olvidemos que ellos son los que controlan las universidades.

Campesinos.jpg

Los laboratores el último grupo social, aquel que está en la base de la pirámide. En realidad es un grupo heterogéneo formado por; campesinos, artesanos, comerciantes, soldados, marineros…etc. y todos aquellos que no son nobles o clérigos. Las desigualdades sociales son acusadas entre ellos. En la baja edad media encontramos la figura del burgués enriquecido que busca la compra de tierras y el emparentar con la nobleza, para que su linaje consiga llegar a lo más alto de la sociedad. También tenemos al artesano de la ciudad que crea manufacturas para vender y que está encuadrado en el gremio. Están subordinados a los poderosos aunque cada vez más empiezan a buscar la representación política y el que se les tenga en cuenta dentro de la sociedad. Los que no son ricos burgueses son campesinos o villanos. Estos son la mano de obra, los que trabajan por cuenta ajena. Suelen ser bastante pobres y se pueden decir que viven al día. Sobre esta parte de la población es sobre la que más incidencia tienen las crisis de subsistencia.

artesano

La Crisis Bajo Medieval Parte I; Antecedentes y Realidad Económica

Campesinos ante su cabaña

Una pequeña granja medieval

Después de los siglos de expansión económica que suponen el XII y el XIII, el siglo XIV inicia un ciclo de crisis generalizada que provocará profundos cambios en las sociedades medievales. A finales del siglo XIII la economía aun era rudimentaria y estaba basada en la tierra. Los oficios distaban mucho de estar especializados todavía y lo más común era que el propio campesino reparara y creara sus enseres de labranza o que un artesano complementara su economía participando en el campo. La labranza de la tierra era la actividad principal. Tanto cereales, vid, olivo, hortalizas, y legumbres eran plantadas a fin de conseguir subsistir. Aparecen avances técnicos en la agricultura que mejoraban los rendimientos considerablemente. Aún así, el campo todavía estaba a merced de las condiciones climáticas, que influían considerablemente en las cosechas. Encontramos otras muchas actividades económicas que se dan en el ámbito rural; cría de abejas, animales de corral, tanto aves como ovicápridos, cerdos y ganado vacuno eran los animales que pacían por los campos y granjas de los campesinos. La pesca era muy relevante debido a la importancia del pescado en cuaresma, creándose toda una suerte de “piscifactorías” en los ríos, donde se obtenían grandes cantidades de pescado para las comunidades.. La producción, en su mayoría, es para la subsistencia quedando poco para la venta y el comercio. La ganadería es trashumante, lo que quiere decir que se buscan los mejores pastos según la estación; en verano los de alta montaña, en invierno los pastos más bajos. La cría de ganado ovino para lana fue una actividad económica importante, pues la lana era la materia básica para la confección de tejidos destinados a ser paño para hacer ropa.
campesino

Campesinos trabajando el agro

La expansión económica que se vivió desde el siglo XI hasta la segunda mitad del siglo XIII provocó un renacer urbano, que fomentó la especialización de la producción. Al mismo tiempo en el campo el modelo de arrendamiento se imponía a la servidumbre, provocado en parte por las revueltas campesinas que se oponían al reforzamiento del poder de los señores. El diálogo campo ciudad se empezó a caracterizar por unas relaciones comerciales que fomentaron el desarrollo económico. Empezaba a surgir un sistema que superaba tímidamente sistema económico feudal. La ciudad, dentro del nuevo marco de producción, actúa como centro de recepción y redistribución de las mercancías agrarias. Dicho de otro modo la ciudad es el mercado general donde se venden las mercancías que se producen en ella y llegan del campo. El campo es el productor de recursos primarios que van a la ciudad. Además una parte de la industria, como en Inglaterra, se instala en el campo ayudando a su desarrollo económico. Este proceso es conocido como acumulación primitiva. Con el desarrollo de las ciudades como centros económicos y, así mismo, con el desarrollo del comercio a larga distancia, sobre todo marítimo, la economía se monetizó.
Dia de Mercado

Día de mercado en una ciudad medieval

 

La dialéctica campo ciudad fue volviéndose de interdependencia a lo largo del siglo XIII. La ciudad todavía disponía de campos cultivables a su alrededor. Sin embargo, a lo largo del siglo cada más vez irá desarrollando con mayor fuerza las actividades secundarias, dejando las primarias a un lado y dependiendo del campo para su abastecimiento. Los artesanos crecerán en número, así como los comerciantes, y los núcleos urbanos aumentaran tanto en número como tamaño. Los campesinos trabajan los campos comunales de los pueblos o tierras arrendadas a un señor a cambio de una retribución económica (impuestos) y en trabajo (corvea). También encontramos asalariados sin tierra que trabajan por un jornal. La servidumbre poco a poco irá desapareciendo en el oeste de Europa, pero en el este la servidumbre durante este periodo sufrirá el efecto contrario y aumentara. La especialización de producción se irá imponiendo como una realidad en los campos. Muchas regiones se convertirán en centros de producción de un único producto, el que mejor se de en la región, buscando crear excedentes que poder intercambiar. Un ejemplo de esto se da en las ciudades flamencas, que se convierten en centros productores de paños. Compran la lana a la Península Ibérica o a la corona inglesa y ellos tejen los paños que luego venden. Relacionado con esto, en el norte de Europa sobre todo, El comercio marítimo sufrió un gran auge. Dos focos de comercio se expanden y son vitales en esta época; el Mediterráneo que es controlado por genoveses y venecianos y el Atlántico norte y el Báltico, donde la Hansa hace su aparición e impulsora las economías del norte de Europa. Todo este crecimiento y expansión tendrá un abrupto fin a comienzos del siglo XIV.
casa-taller-tienda-de-un-artesano

Casa taller de un artesano

La economía en las ciudades se basaba en la manufactura y la artesanía. Algunos autores hablan de un modelo industrial, pero esto podría ser exagerar, ya que la producción la realizan aún en pequeños talleres maestros artesanos y sus oficiales dentro de un marco muy familiar, más que industrial. Lo que si es cierto es que las ciudades producen y producen excedentes destinados al comercio. Los principales artículos son los de lujo destinados a unas élites que reclaman realzar su diferenciación respecto al pueblo llano de forma cada vez más ostentosa. Recordemos que empieza a despuntar una nueva clase social, la burguesía, que a la larga les disputaran el control de la sociedad. La producción armamentística sufre un auge. Como ejemplo en 1380 el embajador veneciano en Milán encarga miles de armaduras a los artesanos de la ciudad destinadas a la guerra que sostenía Venecia contra Génova. Los productores tenían el taller en sus casas y con sus herramientas fabricaban sus artículos, que se vendían también en el propio taller. La organización de un taller es también piramidal, como la sociedad medieval misma, de abajo arriba se compone de; aprendices, oficiales y maestro. El maestro era el dueño del taller y la casa y lo más normal es que lo heredara todo su hijo, aunque había casos, pocos, en que la viuda de un maestro podía llegar a tomar las riendas del negocio.

Los Misteriosos Pueblos del Mar; Los Peleset, los Tjeker y conclusiones

1bGAI6Il

Los peleset aparecen por primera vez en el octavo año de reinado de Ramsés III y nunca mas se los vuelve a mencionar. No se dice de ellos que sean un pueblo del mar, salvo en un pasaje de una estela histórica de Ramsés III procedente de Deir el Medineh:

Él (Ramsés III ha pisoteado a los países extranjeros, las islas que navegaban sobre ¿contra? Sus ¿fronteras?… (vacat) los peleset y tursha (teresh) (¿procedentes?) del medio del mar.

No aparecen aislados como observamos, sino que en relación a otro pueblo; los teresh, quizá llegados desde las costas de Anatolia. El único peleset aislado que encontramos lo vemos en Medinet Habu, un hombre barbado hecho prisionero por Ramsés III. En el papiro de Harris se hace mención a los peleset diciendo que Ramsés III los uso como miembros de su ejército, junto con su guardia shardan, junto a los weshesh, denyen y shekelesh como guarniciones y mercenarios. Los hititas no les conocían, no al menos por ese nombre.

Pueblos del Mar II

Los tjeker pudieron estar relacionados con los teucros o la Troade, asi como con el griego Teucro, fundador mítico de Salamina en Chipre. Pero tienen más relación con el mar que los peleset. Después del ataque sobre Egipto en 1186 a.C. se establecieron cerca de Dor al sur del monte Carmelo. Lo sabemos por el “Informe de Wenamon” del 1100 a.C. y no habían abandonado la piratería. En el relato se nos cuenta como Wenamon tiene que abastecerse de madera para el Imperio Egipcio, pero los egipcios habían perdido poder y el bueno de Wenamon tenía que valerse de astucia para conseguirla. En el camino a Biblos se enfrenta con los tjeker de Dor, los cuales actúan como corsarios que controlan los mares.

Batalla del Delta del Nilo.jpg

No hay una clara respuesta a la cuestión de “Los Pueblos del Mar”. No hay un líder claro y preeminente entre ellos. Ningún Atila les dirigía. En Grecia hubo un desplome económico debido a la reducción del comercio, la interrupción de las comunicaciones, por desastres; ya sean políticos o naturales y una superpoblación de las regiones montañosas, que provocó presiones internas. Todo esto provocó que los estados de estas gentes colapsaran. Fue algo progresivo. No hablamos de un desplome puntual, más bien, durante generaciones, fue provocándose un despoblamiento de áreas como Mesenia. En Anatolia se desmorona el gobierno central tanto por problemas internos como externos, lo cual hace que su sociedad se desplome por las tensiones sociales derivadas de esto , así como, de la dependencia marítima hacia Ugarit y los lukka. En Egipto también hablamos de agotamiento económico y político. Hablamos de un país con fuerte dependencia de un ejército compuesto en su mayoría por extranjeros mercenarios, que podrían haber intentado abrir la puerta a sus compatriotas en su búsqueda de unas tierras en las que asentarse. En levante la situación fue explosiva. La retirada de los grandes imperios dio rienda suelta a los nómadas o seminómadas de esas tierras, causando problemas a los gobiernos de la zona.

bd58d7934f3521f65b0ab3a61a6051ab.jpg

En cuanto a los pueblos del mar son una continuación, en parte, de la piratería y de las guerras entre estados pequeños que fueron muy características del Mediterráneo. Hablamos, por lo tanto, de un síntoma más que de una causa de la edad oscura que se acercaba. Hay en efecto una diáspora en la que participan pueblos como los sicilianos, sardos, etruscos, filisteos, grecochipriotas y tracios. Los piratas que actuaron por el mar fueron, al parecer, vagabundos sin hogar durante una generación, más o menos. Los que iban por tierra, sin embargo, parece que tenían más claro el objetivo de encontrar tierras en las que asentarse hacia el 1186 a.C. Podemos decir que los shardana primero fueron atacantes, luego mercenarios al servicio de Egipto, para más tarde volver a sus antiguas costumbres. Eran grandes guerreros, y se puede pensar que vinieran del norte de Siria, y que tras el ataque contra Ramsés III se pudieron instalar algún tiempo en Chipre. Desde Chipre fueron a Cerdeña. Respecto a los shekelesh encontramos una conexión con los sikels de Sicilia a través de los griegos. Pudieron venir desde algún punto de anatolia o el levante. Lo que apoya esta teoría es el acabado de la cerámica Pantálica, el cual recuerda a la anatólica. Los teresh tienen una vaga presencia en Anatolia occidental relacionados con Lidia o la Troade. Los lukka es probable que procediesen de Anatolia occidental, también, de la costa Caria o Licia. La reputación de piratas de los lukka fue heredada un milenio más tarde por los carios. Los ekhwesh no vuelven a aparecer después del reinado de Merneptah. Solo aparecen durante el reinado de este y se les relaciona con el mar (estela de Atribis). Podríamos aceptar su relación con los ahhiyawa de los hititas, y por ende con los aqueos. Habría que situarlos entonces en la costa occidental de Anatolia, probablemente en una isla.

Batalla

Los pueblos que atacaron a Ramsés III los denyen o danuna, los tjeker, peleset y weshesh atacaron por tierra y por mar. Por tierra pasaron por Anatolia, el corredor Siro-palestino, hasta el delta del Nilo. Parecen agricultores buscando nuevas tierras, como los libios contra los que lucharon los egipcios. Los denyen podrían proceder de Hatay y su historia y relación como danitas los sitúa al norte de siria. Los tjeker pudieran ser originarios de la troade y se establecieron en las costas de palestina. De los weshesh no tenemos ninguna certeza salvo la relación hecha con ilion y con los teresh. Los peleset dieron su nombre a palestina y debieron llegar por el Egéo y Grecia continental o el Cáucaso y sin embargo eran los menos marineros de todos. En las ciudades palestinas no hay puertos ni tampoco relación alguna con el mar.

d5181997a9299ddc00878c9f16854f2e

En resumen hablamos de movimientos que no fueron, muy seguramente, puntuales, sino de acciones piráticas continuadas en cuanto a los ataques desde el mar. Aunque si podríamos hablar de migración en el sentido más estricto de la palabra, cuando hablamos de las migraciones terrestres. Sin embargo, estos ataques fueron continuados durante años hasta que muchos de estos pueblos se establecieron en nuevas tierras. Al fin y al cabo cuando la crisis, el hambre, la guerra y el desastre llaman a tu puerta… haces lo que sea para dar un futuro a ti y a los tuyos.

Los Misterioso Pueblos del Mar. Parte IV ¿Por qué y Cómo?

mortuary_temple_of_ramesses_iii_9

Quizá uno de los desencadenantes de estas invasiones y movimientos migratorios fuese la decadencia del imperio hitita. En un texto del último Suppiluliumas vemos como se presentan preocupaciones como deserciones de soldados, y de nobles, derrotas militares, problemas tanto internos como externos…etc. Mientras el Imperio Hitita mantuviese un poder fuerte la meseta de Anatolia y el norte de Siria los pueblos del mar podían ser controlados, pero ante la desaparición de los hititas se abría la puerta a todos esos pueblos.

2d77e8364c223f42ed86bd615f32acd9

La destrucción comienza por Hatti, después Kode y Carquemish, Arzawa y Alashiya. Estas tierras siguen una progresión lógica hacia el sur y luego hacia el este, salvo en los dos últimos casos, van desde las montañas hasta el norte de la meseta Asiria. Arzawa se encuentra en la meseta de anatolia occidental y Alashiya es la isla de Chipre. Lo más posible es que fuesen dos grupos diferentes. Uno de ellos organizó un recorrido terrestre y sin necesidad de barcos y el otro fue por las ciudades costeras y, por lo menos parcialmente, se traslado por vía marítima. Las actividades del grupo que recorrió la costa serían las que llevaron al rey de Hatti a pedir ayuda al de Ugarit. En ugarit encontramos información sobre los sikalalos que viven en los barcos”. Hay pruebas tanto lingüísticas como arqueológicas de que hay un traslado sobre el norte de Siria por parte de poblaciones de la meseta de Anatolia junto con grupos llegados desde Caria, Licia y quizá Arzawa, que fundaron nuevos pequeños estados  en la frontera del antiguo Imperio Hitita.

800px-plano_de_enkomi

Plano de las excavaciones de Enkomi

Chipre en este tiempo sufrió de los mayores impactos a causa de todos estos cambios. Entre el 1200 y el 1050 a.C. disminuyó su población, se abandonaron asentamientos, y desaparecieron tipos tradicionales de objetos. Probablemente durante estos 150 años la lengua griega se asentase en la isla. Chipre actúa de puente entre el mundo micénico, Egipto, y Palestina. Enkomi perdió su muro defensivo a finales del siglo XIII lo que supuso el fin de una época. En este periodo se asentaron pueblos aqueos que crearon sus fortificaciones en altos promontorios. Los nuevos materiales constructivos nos dan la prueba de ello, pues son diferentes a los de la época anterior. En esta época Enkomi presentaba una mezcla entre oriente y el Egeo, aunque dominaba el elemento oriental. Aunque la mayoría de los elementos religiosos son orientales, las armas, sobre todo espadas y grebas, son claramente de carácter Egeo como la espada IIa de empuñadura con reborde. Lo que más nos define este origen o la presencia de aqueos en estas ciudades es su cerámica. Aunque estas poblaciones no solo podrían ser micénicas entre ellos podríamos encontrar a carios y lukka que compartiesen la cerámica.

ec94dace84aa7ff4fab3e614db726a5f

Los ekwesh fue el pueblo mas numeroso que ayudo a los hititas en la batalla de Qadesh se les designa como “de los países del mar” y no vuelven a aparecer nunca más. Los shardana y los shekelesh solo son descritos de este modo en Karnak y aunque los lukka eran marineros y temidos piratas no se les designa de esa forma. Estos hechos nos llevan a afirmar que sea cual sea el origen de los ekwesh estos provenían de una isla o de mas allá del mar. Si los identificamos con los ahhiyawa y a estos a su vez con los aqueos podrían venir del Egeo. Los lukka los situamos en la costa sudoccidental de anatolia, probablemente caria, y a los teresh posiblemente en lidia. Los shekelesh puede que fuesen los sikels del sur de Italia y Sicilia. La teoría de que llevaran sus aperos y familias parece poco probable así que su identificación es mejor buscarla en sus armas. Las espadas que observamos es el tipo IIa, la espada con empuñadura con reborde, fabricada en el norte o copiada en el Egeo. Esta espada se difundió pro todo el Egeo llegando a Chipre incluso Egipto. También contamos con una espada de un tipo diferente encontrada en Ugarit mas parecida a las espadas italianas del tipo monza que podrían ser portadas por los shekelesh en caso de venir del sur de Italia y Sicilia como creemos.

Los Misteriosos Pueblos del Mar. III parte. Egipto contra los invasores.

papiro-de-harris

El Papiro de Harris

La situación de crisis en Egipto la tenemos reflejada en el papiro de Harris redactado en el 1162 poco después de la muerte de Ramsés III. En el papiro se nos narra en su última parte lo que sucedería durante el 1200 los años de interregno a finales de la XIX dinastía antes de que Stnakht el padre de Ramsés III restaurase la paz en el país. Lo que queda reflejado en el texto es una situación de caos y conflicto interno ausencia de un poder estatal fuerte y la presencia de un “sirio” usurpador del trono. Nos refleja un hundimiento general de hecho la situación fue tan grave que se dejaron de recopilar archivos y de contabilizar los años. Con Setnakht el primer faraón de la XX dinastía y su hijo Ramsés III se produjo una recuperación parcial que luego se convertiría en crisis con los faraones siguientes a Ramsés III.

ramses-iii

Ramses III charlando tranquilamente con gentes poco amigables

Las inscripciones del templo de Mendinet Habu nos cuentan las luchas de Ramsés III (1194-1162 a.C.) contra los enemigos del norte osease o, dicho de otro modo, la guerra de Libia en 1189 a.C. los enemigos occidentales seguían siendo una amenaza además se habían instalado en el delta del Nilo desde donde realizaban incursiones hacia Menfis. Ante esta situación Ramsés se vio obligado a actuar con la consiguiente batalla y derrota de los libios. Lo importante de esta batalla y de los relieves que de esta quedan son la relación de pueblos representados entre los cuales vemos efectivamente una vez mas a los pueblos del mar como son los ekhwesh y los shardana además de otros pueblos ya mencionados antes. Vemos entonces un cambio de bando antes estos pueblos lucharon con los hititas en kadesh sin embargo ahora sirven al faraón egipcio una vez más encontramos el papel de mercenarios de estos pueblos dándonos la idea de ser pueblos nómadas o seminómadas que se buscan la vida de la mejor manera posible una de las salidas más comunes en el mundo antiguo era precisamente la guerra y la opción de ser tropa mercenaria por parte de unos pueblos sin muchas riquezas en sus manos ya sea por el territorio que habitan o por no tenerle y ser quizá nómadas. No sería mala salida servir al rey de turno en sus combates contra algún imperio o reino enemigo. Ton solo tres años después en el 1186 en el octavo año de reinado de Ramsés III las cosas cambian y tienen lugar “los grandes ataque por tierra y por mar” produciéndose las dos batallas de las que han quedado constancia una por tierra y otra por mar batallas las cuales en la primera se llega hasta la frontera con Egipto y en la segunda se les para en la boca del delta del Nilo.

Invasión por tierra.jpg

La representación que hay de la batalla terrestre y que se encuentra en el rameseum nos muestra a los pueblos del mar combatiendo en carros a la manera hitita posiblemente por el contacto con estos lo cual refuerza la teoría de que estos pueblos, no todos pero si muchos, viniesen de la península de Anatolia y lugares cercanos. Pero lo que llama la atención son los carros tirados por bueyes, transportando a familias enteras. No estamos hablando de piratas y bandidos, más bien parece una serie de personas que viajan con sus familias en busca de tierras en la que asentarse. Pueblos que seguramente fuesen agricultores y que debido a alguna escasez o desastre o época de dificultades. Los bueyes que observamos no son los típicos usados en zonas como Palestina o en el Egeo, son más parecidos a los cebúes usados en Anatolia y Mesopotamia. Una vez más vemos como se podría reforzar la teoría de que parte de estos pueblos viniesen de la península anatólica.

Ramses derrotanto a los pueblos del Mar.jpg

Ramses III frenando a los pueblos del mar en el delta del Nilo

En cuanto a la batalla naval también representada se repiten los rasgos que se dan en la representación de la batalla terrestre pero observamos en los barcos invasores unos adornos en proa y popa en forma de cabezas de aves representación que se ha encontrado también en un vaso micénico del siglo XII a.C. procedente de skiros. Esto podría darnos que pensar que habría un aporte micénico en estas invasiones. Recordemos que en esta época desaparecen o ya han desaparecido con lo cual no sería totalmente erróneo decir que una parte de estos pueblos fuesen los micénicos en busca de nuevas tierras huyendo del desastre que se produjo en su civilización por causas que tampoco conocemos del todo.

sea-people-captives-medinet-habu.jpg

Cautivos Pileshet

El final de las dos batallas lleva a la representación de los cautivos en la primera fila los gobernantes en la segunda los caídos denyen y los de la inferior son los peleset todos llevan las mismas coronas y faldellines. Los tjeker llevan los mismos vestidos y coronas también y hemos de pensar que o bien denyen, peleset, tjeker y shekelesh eran indiferenciables prácticamente o que las representaciones son simbólicas.

El papiro Harris nos muestra una línea interesante

a todos impuse tributo, vestidos y grano procedentes de sus almacenes y graneros cada año

Esta declaración referida a la victoria de Ramsés III sobre los pueblos del mar nos puede decir que algunos de esos pueblos si no la mayoría eran sedentarios ya que si hablamos del grano de sus almacenes nos hacemos a la idea de que eran agricultores.

Los Misteriosos Pueblos del Mar. II Parte. ¿Quienes eran?.

merenptah

Estatua de Mernepthah

En el 1220 a.C. el faraón Merneptah se enfrenta a un ejército libio. Meryry, el rey de los libios, no se desplazaba solamente con sus aguerridos guerreros, tras él venían sus mujeres sus hijos y sus riquezas. Esto no fue una simple expedición militar de saqueo, como solía suceder, era una marcha con la firme intención de asentarse en Egipto de forma permanente. Tras seis horas de combate cerca de la ciudad de Perira la batalla fue ganada por el divino faraón. Lo que nos interesa de todo esto es que junto a los libios estaban los lukka, los meshwesh, los shardana, los ekwesh, teresh y shekelesh. Todos ellos pertenecientes a los denominados pueblos del mar. Los shardana no eran desconocidos pues fueron usados por Egipto como mercenarios por lo menos desde la época de Ramsés II y que están presentes junto a él en la batalla de Kadesh. Los sherden son representados con un faldellín, coselete de cuero, espada de hoja triangular alargada de doble filo, escudo circular tachonado con piezas metálicas, y un casco adornado por un par de cuernos y un disco central. El que unas veces sean representados como aliados y otras como enemigos refuerza más la idea del uso de mercenarios que se hacía de estas gentes. Ya se sabe que cuando no se paga a un mercenario o cuando este no tiene un contratante definido este se puede volverse contra sus antiguos empleadores…

Pueblos del Mar.jpg

Algunos de estos pueblos venidos desde el otro lado del mediterraneo. Su equipación no deja lugar a dudas de que van en serio.

Al igual que los shardana, los lukka tampoco eran desconocidos ya que habían actuado de aliados de los hititas en kadesh y ya eran famosos piratas desde el comienzo del II milenio. Los ekwesh son un pueblo que se ha identificado con los ahhiyawa de los que hablan los hititas . Seguramente el lector identifique mejor a estos últimos si les nombramos como lo hizo Homero; aqueos. La estela de Atribis dice de ellos que son un pueblo del mar. Parece ser que los aquiyawa o ahhiyawa alcanzaron un poder considerable comparable al del rey de Hatti teniendo un estatus igual y que aparte de dominar diversas ciudades del Egeo, como Mileto, se entrometían en Anatolia. Los teresh podrían ser los taruisha mencionados en él un texto hitita de Tudhaliyas IV (1250-1220 a.C.). Aunque Ramsés III no los menciona directamente, si vemos en los relieves del Rameseum la representación de un jefe teresh. Los hititas los localizaban cerca de la Troade, pero también han sido situados al oeste de la Anatolia central. Según Herodoto emigraron a Italia y esto les podría poner en relación con los etruscos. Los shekelesh aparecen ya en una carta que manda el rey hitita al ministro principal de Hammurabi en la que hace referencia a un tal Lunadusu hecho prisionero por los sikala. Este personaje fue liberado puesto que el rey hitita pagó su rescate para obtener información sobre los sikala. Los shekelesh hacen su primera aparición en Egipto sobre el 1220 a.C. como enemigos y después en el 1186 a.C. volverán a aparecer atacando el delta del Nilo.

Cautivos.jpg

Cautivos de Ramses III

El relieve que nos muestra al príncipe teresh presenta también a un jefe de los shekelesh con barba nariz afilada y el turbante caído hacia atrás, lo cual se relaciona con los aliados hititas en Kadesh, que llevan el mismo tocado al igual que parte de la guardia egipcia de la primera guerra contra los libios que llevó a cabo Ramsés III en el 1189 a.C. A los shekeles se les relaciona con los habitantes del sudoeste de Sicilia pues colonos griegos del siglo VIII a.C. encontraron a un pueblo autóctono en la isla los cuales eran llamados sikels y dedujeron que habrían llegado desde el sur de Italia. Efectivamente, los shekelesh y los sikels son el mismo pueblo. Sabemos esto a través de evidencias arqueológicas obtenidas en la isla de Sicilia. Debieron formar parte de una confederación de pueblos que tras su derrota contra Merneptah se dispersaron por todo el Mediterráneo oriental llegando algunos de sus pueblos a las costas de Sicilia y que se unirían a la población autóctona del sur de Italia. No obstante, otros debieron unirse a las tropas de Ramsés III que combatieron en las guerras libias.

Los Misteriosos Pueblos del Mar. Parte I. Contexto.

Para empezar debemos decir que no se conoce muy bien el origen de estos pueblos, ni siquiera se ha logrado identificar a la mayoría de los que participaron en estas migraciones a mediados del II milenio antes de Cristo. Lo que si sabemos es que fue un movimiento tanto marítimo como terrestre y que conmociono profundamente a todo el mundo antiguo. Hablamos de unos movimientos migratorios de gran tamaño capaces, no solo de enfrentarse al gran imperio egipcio el cual los rechazo, sino que incluso derrotaron e hicieron desaparecer al Imperio Hitita.

Mapa.jpg

El oriente antiguo en el II milenio a.C.

Para comprender un movimiento migratorio de tales características habría que explicar un poco lo que es el terreno y sus posibilidades en ese periodo histórico. La fertilidad del mediterráneo, a diferencia de lo que se pueda creer, es bastante reducida. La gran profundidad del mediterráneo, que carece de plataforma continental, hace que abundancia biológica sea escasa con la consiguiente imposibilidad de mantener a grandes las poblaciones costeras. Además, la navegación estacional afectaba a las poblaciones dependían del mar para complementar su alimentación provocando crisis de subsistencia entre ellas. Las sequía son una constante en el Mediterráneo, pero también lo es el riesgo de inundación para las sociedades que sobre-explotaron sus recursos forestales. La agricultura se ve limitada por las técnicas usadas en su explotación. Se conoce la rotación bianual, que unido al fino suelo impide la obtención de excedentes a menos que un estado fuerte y organizador así lo propicie. En todo caso la economía se seguirá siendo de supervivencia más que de exportación. Sin embargo, a pesar de todo esto, se pudo desarrollar un tipo de vida sencilla que perduró por mucho tiempo en el Mediterráneo. Las épocas de hambruna, normalmente localizadas en puntos concretos, se podían paliar mediante el comercio. Realmente, la escasez de alimento, se convertían en un problema cuando los mecanismos comunicativos no funcionaban y además no hubiese una autoridad superior organizativa que enviase o pidiese estas ayudas.

mycenae_citadel01_full

Reconstrucción de Micenas

En la segunda mitad del segundo milenio, después de la caída de Mitanni como potencia hegemónica, en el mapa de oriente observamos dos potencias que luchan por el control de las rutas comerciales; Egipto y Hatti. La resolución de este conflicto se dio en la batalla de kadesh 1265-1285 la cual tuvo un final dudoso para ambos bandos pues, aunque los dos se declararon vencedores, realmente ninguno de los dos ganó, aunque tampoco perdió. Después de la batalla se firmó un acuerdo de ayuda mutua entre egipcios e hititas en el 1269 a.C. y se repartieron los dominios de interés. Esta batalla se narra en el Rameseum y se nos presenta una relación de los pueblos que eran aliados de los hititas. Entre estos se encontraban ya  los pueblos del mar. Encontramos a los lukka, unos piratas del Mediterráneo oriental situados en Anatolia. También vemos mención de carquemish un pueblo, que al igual que arzawa y kizzuwatna, los cuales aparecen mencionados como aliados hititas, también serán derrotados más tarde por Ramsés III. La aparición de estos pueblos en la batalla en el bando de los hititas nos muestra como no eran desconocidos ni fue una invasión de pueblos demasiado lejanos simplemente nos llevaría a pensar en un movimiento de poblaciones del área por motivos que no tenemos muy claros. No todos estos pueblos vienen de más allá del mar. Al parecer una serie de pueblos seminómadas como los hapiru ,que posteriormente se sedentarizaron o los hubshu eran usados como mercenarios de los ejércitos de las potencias del momento y que estaban al acecho de un momento de debilidad para atacar y saquear ciudades. Su uso como mercenarios nos habla de una habilidad marcial apreciada y temida por los grandes imperios.

qadesh13

Batalla de Qadesh

Antes del desastre, hacia el 1200 a.C., el panorama en el mediterráneo antiguo es de relativa calma a parte de los conflictos típicos entre potencias. No vemos ningún desastre a gran escala, ni ninguna serie de disturbios, ni de hambrunas que nos den una clave por la cual se produciría un movimiento de población a semejante escala. Sin embargo, una serie de circunstancias conducirían a una crisis en Grecia; un aumento demográfico y una excesiva especialización de las urbes; Mesenia se dedicaba al cultivo de trigo, Micenas al aceite y Minos al ganado. Desde el heládico medio (comienzos del II milenio a.C.) hasta el heládico tardío en Mesenia se produjo un aumento demográfico considerable cuya cota máxima se dio en el siglo XIII a.C.  La especialización no quiere decir que abandonaran las demás tareas productivas, pero la organización de la economía desde el palacio podría darnos la idea de que casi la totalidad de las actividades económicas del estado tenía el objetivo de cambiar los excedentes por materiales que fuesen necesarios a otras urbes. Esto en principio, mientras funcionasen las vías de intercambio así como los poderes centrales, no fue problema, pero en el momento en que la dependencia de la organización central  al comercio se fortalece, la población aumenta y se une a las características mediterráneas ya esbozadas se empieza a gestar el problema.

image_4031_10-must-farm

Reconstrucción de un carro como los que se usaron en la gran migración

Otro tema a tratar es la aparición de los pueblos del norte Europa desde el Cáucaso al Danubio. Estos pueblos tenían modos de vida diferentes a los desarrollados en el área mediterránea. Los intercambios comerciales entre estas dos aéreas tan alejadas se dan desde tiempos muy antiguos encontrando en el mundo oriental bronce venido del Báltico, pieles, y ámbar del norte. La aparición de unos modelos de espada, así como de una cerámica, del ámbito de Europa, en Grecia nos hace pensar en que estos pueblos pudieron participar en la destrucción y las migraciones posteriores. Aunque su contacto con Grecia es anterior a la gran catástrofe, además la aparición de estos armamentos podrían no solo haber sido por combates contra pueblos del norte por parte de los micénicos, si no que podría haber sido por el empleo de estos como mercenarios en sus ejércitos como era costumbre. Podría ser que los hijos de los nobles  de estos pueblos fuesen enviados en pequeñas unidades bien formadas para poner su fuerza de combate al servicio de los reyes mediterráneos provocando este contacto entre culturas y explicándonos así la aparición de este tipo de armamento.