Los Misteriosos Pueblos del Mar. II Parte. ¿Quienes eran?.

merenptah

Estatua de Mernepthah

En el 1220 a.C. el faraón Merneptah se enfrenta a un ejército libio. Meryry, el rey de los libios, no se desplazaba solamente con sus aguerridos guerreros, tras él venían sus mujeres sus hijos y sus riquezas. Esto no fue una simple expedición militar de saqueo, como solía suceder, era una marcha con la firme intención de asentarse en Egipto de forma permanente. Tras seis horas de combate cerca de la ciudad de Perira la batalla fue ganada por el divino faraón. Lo que nos interesa de todo esto es que junto a los libios estaban los lukka, los meshwesh, los shardana, los ekwesh, teresh y shekelesh. Todos ellos pertenecientes a los denominados pueblos del mar. Los shardana no eran desconocidos pues fueron usados por Egipto como mercenarios por lo menos desde la época de Ramsés II y que están presentes junto a él en la batalla de Kadesh. Los sherden son representados con un faldellín, coselete de cuero, espada de hoja triangular alargada de doble filo, escudo circular tachonado con piezas metálicas, y un casco adornado por un par de cuernos y un disco central. El que unas veces sean representados como aliados y otras como enemigos refuerza más la idea del uso de mercenarios que se hacía de estas gentes. Ya se sabe que cuando no se paga a un mercenario o cuando este no tiene un contratante definido este se puede volverse contra sus antiguos empleadores…

Pueblos del Mar.jpg

Algunos de estos pueblos venidos desde el otro lado del mediterraneo. Su equipación no deja lugar a dudas de que van en serio.

Al igual que los shardana, los lukka tampoco eran desconocidos ya que habían actuado de aliados de los hititas en kadesh y ya eran famosos piratas desde el comienzo del II milenio. Los ekwesh son un pueblo que se ha identificado con los ahhiyawa de los que hablan los hititas . Seguramente el lector identifique mejor a estos últimos si les nombramos como lo hizo Homero; aqueos. La estela de Atribis dice de ellos que son un pueblo del mar. Parece ser que los aquiyawa o ahhiyawa alcanzaron un poder considerable comparable al del rey de Hatti teniendo un estatus igual y que aparte de dominar diversas ciudades del Egeo, como Mileto, se entrometían en Anatolia. Los teresh podrían ser los taruisha mencionados en él un texto hitita de Tudhaliyas IV (1250-1220 a.C.). Aunque Ramsés III no los menciona directamente, si vemos en los relieves del Rameseum la representación de un jefe teresh. Los hititas los localizaban cerca de la Troade, pero también han sido situados al oeste de la Anatolia central. Según Herodoto emigraron a Italia y esto les podría poner en relación con los etruscos. Los shekelesh aparecen ya en una carta que manda el rey hitita al ministro principal de Hammurabi en la que hace referencia a un tal Lunadusu hecho prisionero por los sikala. Este personaje fue liberado puesto que el rey hitita pagó su rescate para obtener información sobre los sikala. Los shekelesh hacen su primera aparición en Egipto sobre el 1220 a.C. como enemigos y después en el 1186 a.C. volverán a aparecer atacando el delta del Nilo.

Cautivos.jpg

Cautivos de Ramses III

El relieve que nos muestra al príncipe teresh presenta también a un jefe de los shekelesh con barba nariz afilada y el turbante caído hacia atrás, lo cual se relaciona con los aliados hititas en Kadesh, que llevan el mismo tocado al igual que parte de la guardia egipcia de la primera guerra contra los libios que llevó a cabo Ramsés III en el 1189 a.C. A los shekeles se les relaciona con los habitantes del sudoeste de Sicilia pues colonos griegos del siglo VIII a.C. encontraron a un pueblo autóctono en la isla los cuales eran llamados sikels y dedujeron que habrían llegado desde el sur de Italia. Efectivamente, los shekelesh y los sikels son el mismo pueblo. Sabemos esto a través de evidencias arqueológicas obtenidas en la isla de Sicilia. Debieron formar parte de una confederación de pueblos que tras su derrota contra Merneptah se dispersaron por todo el Mediterráneo oriental llegando algunos de sus pueblos a las costas de Sicilia y que se unirían a la población autóctona del sur de Italia. No obstante, otros debieron unirse a las tropas de Ramsés III que combatieron en las guerras libias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s